Consejos Para Comprar Lotes en Costa Rica

¿Es cierto que comprar lotes en Costa Rica es una inversión sólida? ¿Colocar tus ahorros ganados tan duramente en una inversión inmobiliaria en Costa Rica es una decisión inteligente?

Pues los estudios de mercado afirman que sí lo es, entre otras razones porque es un país con una de las democracias más estables del planeta lo que garantiza reglas de juego en el proceso de compra venta bastante más claras que las de la mayoría de Latinoamérica.

Además, su consolidación como destino turístico preferido a nivel mundial hace que una inversión inmobiliaria pueda tener un valor a futuro muy interesante. Los precios actualmente son muy competitivos así que vale la pena considerar la posibilidad de comprar terrenos o lotes en Costa Rica para vacacionar, asegurarse un retiro en contacto con la naturaleza o como inversión financiera.

Para que la adquisición de un lote en Costa Rica resulte una inversión sólida, estos son los detalles a los que deberías prestar atención.

Contrata un agente de bienes raíces:

A menos que conozcas muy bien el área donde deseas comprar y no sea la primera vez que inviertas en Costa Rica, la mejor prevención es buscar ayuda profesional.

La mayoría de los agentes inmobiliarios de Costa Rica son completamente bilingües y conocen muy bien la configuración del terreno, lo que hace de su presencia una condición casi inevitable para hacer una buena inversión.

La ubicación del lote, siempre la ubicación:

Seguramente has escuchado esto antes, pero lo primero que necesitarás es saber si buscas un lote  residencial o un terreno que pueda convertirse en un proyecto comercial.

En cualquier compra de terrenos en Costa Rica habrá ciertos límites de construcción que regulan la densidad comercial, industrial o residencial. Mira alrededor antes de comprar tierras, fíjate en lo que está ocurriendo con el desarrollo alrededor. Averigua dónde están los hospitales, escuelas o iglesias y cuáles son las zonas comerciales que puedan emplazarse en el futuro.

Servicios ofrecidos:

Una cosa es buscar un lote cerca de la naturaleza y otra muy distinta es no contar con los servicios básicos de agua y electricidad.  Averiguar antes que nada, si ambos servicios están disponibles en la zona frontal del lote o terreno. Si es así, solicitar un medidor de agua y energía con la empresa de servicios públicos puede tomar menos de una semana.

Si planeas una inversión a corto plazo, tal vez quieras comprobar si existen proveedores de internet y TV por cable en la zona.

Algunas zonas de Costa Rica tienen problemas de agua y para conseguir un permiso de construcción de la municipalidad se necesita un comunicado de la compañía de agua diciendo que el agua está disponible para ese lote o terreno en particular. Esta disponibilidad puede no garantizarse para siempre, y es tal vez uno de los puntos más inseguros en la compra de terrenos o lotes en Costa Rica.

Lotes con vistas:

Si lo que te interesa es un lote que tenga buena vista a alguna de las bellezas naturales de Costa Rica, asegúrate que no vayas a perderla por una nueva construcción o por vecinos que dejen crecer sus árboles demasiado altos.

Si es posible, solicita a un abogado que establezca una servidumbre de vistas para que la visión no pueda ser bloqueada en el futuro.

Zonas de exclusión de la construcción:

Si en el terreno o lote hay un río o arroyo, o en el límite de la propiedad, es probable que haya una zona donde no se puede construir sin respetar cierta distancia del agua. Puedes pedirle a tu asesor inmobiliario que verifique y certifique la distancia en el Instituto Nacional de la Vivienda y Urbanismo, solicitando un “alineamiento fluvial”.

Teniendo en cuenta estos consejos y un poco de sentido común te aseguras de que la operación sea transparente y logres ser propietario de un terreno o lote en Costa Rica, uno de los destinos turísticos más importantes del mundo.